ENSEÑAR A RECORTAR

Aprender a recortar es una tarea muy complicada para los niños. Los educadores debemos tener en cuenta varios aspectos del desarrollo del niño que son importantes haber adquirido previamente. Por eso, para enseñar a un niño a recortar antes tenemos que valorar varios puntos:

  • Tiene una buena coordinación ojo-mano.
  • El niño es capaz de mantener una buena postura sentado.
  • Es capaz de realizar actividades con ambas manos. Por ejemplo abrir un botellín de agua. Se trata de tener una buena integración bilateral. No podemos olvidar que el acto de recortar se realiza con ambas manos. Una realiza la acción de recortar y la otra hace de apoyo.
  • Anteriormente se debe haber trabajado la fuerza de la mano llevando a cabo actividades que potencian la realización de la pinza digital, y la fuerza de los dedos con pipetas o cuenta gotas. También se pueden utilizar perforadoras de formas animando al niño a perforar y obtener muchas formas.

Muy importante valorar qué mano es la dominante. Si el niño es zurdo existen en el mercado tijeras para zurdos. Recordad que tienen que empezar con tijeras de punta redondeada, la escolar.

ACTIVIDADES QUE HAY QUE REALIZAR ANTES DE RECORTAR

  • Rasgar papel. Primero trozos grandes y poco a poco más pequeños.
  • Realizar bolitas de papel. Empezar realizando bolas grandes y después de tamaños inferiores.
  • Jugar a amasar y modelar con diferentes tipo de masas. Proporcionar masas blanditas en función de la fuerza que el niño tenga con sus manitas si ha ganado fuerza podemos utilizar plastilina corriente pero lo mejor es empezar con masas caseras con maicena, bicarbonato húmedo, arena mágica…
  • Jugar con marionetas de dedos. Introducir en uno o dos deditos marionetas de dedos y jugar a mover al personaje que habla.
  • Realizar cortes simples utilizando barritas de plastilina o de masa.
  • Realizar cortes simples utilizando las tijeras con papeles de todo tipo. También pueden recortar hojas secas o verdes que se caen de los árboles y aprovechar los trocitos para hacer un collage después.

CONSEJOS PARA ENSEÑAR A UN NIÑO A RECORTAR

  • Empezad utilizando papel grueso para que no se doble y sea más fácil. Podemos ofrecerles hasta goma eva.
  • Marcar gruesas líneas de corte.
  • Realizar apoyo verbal “abre”, “cierra” para recordar al niño los movimientos.
  • Poner topes o límites físicos bordeando el camino de corte con plastilina a ambos lados o pegamento de purpurina. Así si el niño se desvía del espacio delimitado sentirá que toca una nueva superficie como aviso de que tiene que volver a centrarse.
  • Tras realizar los cortes simples es recomendable practicar siguiendo patrones de diferentes tipos. Primero rectos, diagonales, curvas, almenas… sobre papeles que no sean de dimensiones muy grandes y que sean fáciles de manejar con sus manitas.
  • Abrir las tijeras es más difícil que cerrar. Por eso recomiendan el uso de tijeras resorte que ayudan al niño porque se abren más.
  • Por último os enseño este truco de la sonrisa dibujada en el dedo pulgar que ayuda a recordar que tiene que estar hacia arriba mientras recorta y así se evita que gire la mano.

Existen muchas actividades para motivar a recortar. Como ya os he dicho es una tarea complicada que requiere destreza manual y control de varios aspectos previos.

Iré sumando en este apartado propuestas. De momento os enseño la de pegar en la punta de la tijera con masilla adhesiva imágenes motivadoras para los niños que se puedan relacionar con una segunda imagen para jugar. Por ejemplo aquí el niño llevaría un coche hasta el garaje.

Por último os enseño esta imagen de la correcta posición de nuestros dedos para coger bien las tijeras. Puede que os llame la atención ver cómo el dedo índice está fuera de uno de los agujeros. Su posición fuera es importante para guiar el corte.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.