Llama destruye el mundo

Alguna vez habréis oído la expresión de que el fin del mundo te pille bailando… a Llama le pillaría bailando un tango o un cha cha cha, comiendo pasteles o ricos bocadillos. Y es que, muchas veces pensamos que llega el final y lo podemos ver todo muy negro pero si podemos abrir los ojos cada día es porque comienza un nuevo día y no nos lo podemos perder.

LLAMA DESTRUYE EL MUNDO

EDITORIAL: LA CASITA ROJA EDICIONES

JONATHAN STUTZMAN escribe libros para niños, hace películas y come demasiado queso.
HEATHER FOX es una ilustradora y diseñadora
gráfica que siente gran debilidad por los pasteles y le encanta bailar. Autor e ilustradora son pareja.

EDAD: A partir de cuatro años

El libro comienza con un mensaje muy claro: el viernes, Llama destruirá el mundo. Comenzamos a conocer las costumbres que tiene LLama cada día de la semana. El lunes comerá muchos pasteles y ahí cometerá su primer error, el martes sus pantalones de baile le estarán demasiado apretados y aún así no se resistirá a metérselos (segundo error) y mover el esqueleto ocasionando una rotura que sonará tan fuerte que creará un agujero negro. El miércoles lo verá y comenzará a investigar y cuando obtenga las respuesta a sus preguntas en lugar de avisar de que es el fin del mundo se hará un gran bocata de queso y mortadela (tercer error). El jueves ya se notaba al divisar el cielo las primeras señales de lo que se venía encima pero Llama era muy artista y terminó su cuadro. Llegó el viernes, el fin del mundo y el agujero negro se lo tragó todo hasta que no hubo nada y de repente en medio de la inmensidad del universo Llama  volvió a aparecer. ¿Qué pasará al día siguiente?

Un libro de humor absurdo que hace que los niños se meen de la risa también les ayude a mirar las cosas desde un punto de vista alejado de la preocupación. Después de la oscuridad vuelve la luz y muchas veces se puede volver a empezar de nuevo. ¿Qué tal al otro lado del agujero negro?

Puede ser cuestión de actitud pero el lema de LLama 🦙 no drama puede ayudarnos bastante empezando por sacar unas risas a los más pequeños de la casa. Que la llama cometa sucesivos errores acerca al niño a la realidad ya que todos cometemos errores en la vida.

Como propuesta de actividad podéis descargar en mi blog este juego de dar de comer a la llama u otro animal haciendo un agujero en un bote de pringles y atendiendo a que cada día de la semana se come un tipo de hamburguesa distinta. Se trata de un juego de percepción visual que se puede desarrollar con niños a partir de 5 años.

juego dias de la semana

Déjame un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.