¿Dónde vuelan los globos?

Autora: Elena Gil Abenza

Ilustración: Cristina Gil Abenza

Editorial: Círculo Rojo

42 páginas

Puede que alguna vez hayas mirado hacia el cielo y hayas visto un globo volar, ascendiendo más y más hasta perderlo de vista. Puede que se le haya escapado a algún niño o tal vez a tí se te ha escurrido de las manos ese fino y escurridizo hilito que lo sujeta para acompañarte.

Probablemente el niño o la niña que pierde un globo se sienta triste o se ponga a llorar. Pero… ¿sabes dónde vuelan los globos? ¿Te lo han contado alguna vez? ¿y cómo se sentirá ese globo que cada vez vuela más alto?

Estás de suerte porque tenemos un libro que nos cuenta lo que le pasó a un globo que se escapó de las manos de un pequeño niño llamado Martín.

globos niños

Un día Martín iba con su abuelito por el parque y fue corriendo hacia un globo de color rojo cereza. El abuelito se lo compró y le dijo que lo sujetara fuerte para que no se le escapara. El niño se adentró en el parque con su globo, jugaba con su lazo, se lo enseñaba al resto de niños, no paraba de mirarlo y de reír junto a él.

Para el globo fue su primer paseo en el que descubrió nuevas sensaciones: el ruido de las hojas secas de otoño al pisarlas, la brisa del aire con olor a castañas asadas y a algodón de azúcar. Juntos se deslizaron en los toboganes, se balancearon en los columpios y recorrieron muchos senderos hasta llegar  a un lago para dar de comer a los patos que habían allí.

Pues ese fue el último lugar donde vio a Martín. Cuando el  pequeño se acerco a darle de comer a los patos sin darse cuenta abrió una de sus manitas y el hilo del globo rojo cereza se deslizó hacia arriba. Cuando Martín se percató lloró mucho. Su abuelo intentó agarrarlo yendo tras de él. Pero no pudo alcanzarlo.

cuentos de otoño

El globo se asustó muchísimo, sólo quería volver junto al niño y que lo agarrasen pero conforme se alejaba de ellos los veía más pequeñitos. Hasta que los perdió.

A partir de ahí, comienza un viaje desconocido para globo Rojo Cereza, entre ráfagas y remolinos de viento sobrevoló diferentes paisajes hasta que poco a poco fue perdiendo altura. Sentía que su cuerpo comenzaba a menguar.

El rumbo del viento lo arrastró hacia una ciudad con muchos edificios llenos de antenas y tendidos eléctricos que hacían que globo Rojo Cereza sintiera mucho miedo.

donde vuelan los globos

Apenas soplaba el viento y de pronto, sintió que ya no se movía. Su hilo se había enganchado y no tenía fuerzas para tirar de él, estaba sólo y desinflándose hasta que una golondrina llamada Gloria apareció para ayudarlo.  Ella lo agarró del hilo con su pico y lo llevó a un lugar muy especial junto a Lucas, un niño que hace mucho tiempo también perdió un globo.

cuento fantasía

Si quieres saber cómo es ese lugar y cómo se llama os animo a leer el libro. Sin duda, el final no dejará indiferente a ningún niño.

La autora utiliza un texto muy rico en descripciones lo que permite cerrar los ojos e imaginar lo que se está contando. El cuento desarrolla una historia fantástica que utiliza a un globo como factor motivador para los niños. Un globo, hinchado de ilusión por compartir y descubrir el mundo. Ilusión que llega a todo niño pequeño por poder  jugar con él.

La mirada de un niño a un globo tiende hacia arriba. Si alguna vez pierden su globo, no dejemos que lloren y agachen la cabeza tristes. Contémosles el cuento de ¿Dónde vuelan los globos? y así los peques imaginarán cómo será el lugar a donde llegará su globo perdido.

PROPUESTA DE ACTIVIDADES RELACIONADAS CON EL CUENTO

1- Se trata de una actividad sensorial. La autora en su presentación del libro propone contar el cuento junto a estímulos sensoriales. Aprovechando el texto descriptivo empleado necesitaremos:

  • Hojas secas de Otoño: llenar la habitación de hojas secas. Pisarlas, escuchar el sonido que se produce al pisar y jugar con ellas.
  • Asar castañas en la habitación y oler su aroma.
  • Degustar algodón de azúcar.
  • Soplar globos y observar sus movimientos sobre el suelo o el aire.

2- Experimento con globos. Cargar un globo de electricidad frotándolo con nuestra ropa. Poner globitos dibujados en papel y acercar el globo hinchado. Actuará como un imán y atraerá a los papelitos.

3- Con los más pequeños trabajar el color rojo cereza, trabajar con distintas intensidades: Colorear un globo utilizando témpera y pincel. Pegarle un lazo rojo.

4-Series lógico-matemáticas con bolitas de algodón de colores.

cuentos infantiles

5-Niños de primaria: describir el lugar dónde termina Globo Rojo Cereza utilizando adecuadamente los elementos de la descripción.

 

 

Vota 1-5 estrellas para este post

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *