Flores mágicas de papel para jugar con letras

¡Hola!

En este post os propongo una actividad muy motivadora para trabajar con c los niños contenidos de letras. El efecto es tan bonito que los peques desearán volver a repetir la actividad. Se trata de introducir flores realizadas con papel con los pétalos doblados hacía el centro del círculo base en un recipiente con agua para que se abran. En cada flor podemos escribir:

  • Una letra
  • Sílabas
  • Palabras

El objetivo es que el niño introduzca las flores y espere a que se abran. Conforme se van descubriendo una a una el niño/a tiene que identificar las letras escritas y formar palabras u ordenar una frase. Favorece el desarrollo de la atención, planificación, discriminación visual, comprensión y adquisición de nuevo vocabulario. También se trabaja un uso adecuado del lenguaje a la hora de formar una oración (concordancia entre palabras, distinción de sujeto, predicado…)

Si llevamos a cabo la actividad en grupo será mucho más emocionante. Pero lo que os puedo asegurar es que el simple hecho de ver cómo los pétalos de las flores se van abriendo ya es pura magia para los niños.

El reto para ellos será formar una palabra o una oración antes que el resto de compañeros.

En el siguiente vídeo os enseño cómo se hacen las florecitas de papel. Es muy fácil y el coste es prácticamente 0 ya que seguro que tenéis estos materiales en casa o en el cole. Necesitáis:

  • Papel de 80 gr de grosor o menos. Cuánto más finos sean antes se abrirán las flores en el agua. Blanco o de colores.
  • Lápiz
  • Lápices de colores
  • Goma de borrar
  • Compás
  • Tijeras

Procedimiento:

Con el compás trazamos dos círculos sobre el papel: uno pequeño, medimos su diámetro, y trazamos el siguiente partiendo del mismo centro. Utilizamos la distancia entre uno y otro para dibujar los pétalos. De la forma que queramos.

Recortamos y escribimos a lápiz las letras, sílabas o palabras que nos interesen para cada ejercicio. Coloreamos con lápices de colores. Si utilizas rotuladores de tinta se correrá toda al poner las flores sobre el agua.

Doblamos los pétalos hacia el interior y echamos las flores al agua.

Si después de la actividad sacamos las flores con cuidado y las dejamos secar bien, ¡podremos reutilizarlas! y lo mejor es que se abrirán más rápido que la primera vez.

¿Y por qué se abren las flores? El papel está compuesto de fibras de celulosa y lignina que absorben el agua. Esto lo hace que esas fibras se hinchen y enderecen. Por eso, los pétalos que previamente hemos doblado se abren. Con este experimento se pueden trabajar las propiedades del agua: adhesión y cohesión. El proceso mediante el que el agua sube por el papel se llama capilaridad o acción capilar.

Espero que os haya gustado y que os animéis ya mismo a probarlo. Seguro que os sorprenderá.

2 Comments

  1. MDolores octubre 17, 2019 at 9:24 pm

    Es un trabajo genial.Gracias por aceptarme

    Reply
  2. Anónimo octubre 26, 2019 at 12:49 pm

    Enhorabuena por el blog. La actividad de las flores me ha encantado!! Gracias por compartir!!! 🥇💕

    Reply

Déjame un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.