La figura del terapeuta ocupacional en la escuela

Según Lázaro (2008), cuando se estudian casos, se identifican problemas de IS en niños/as con dificultades de aprendizaje. Concretamente ha comprobado que: “Diferentes estudios muestran, en la sociedad americana, que la disfunción en la integración sensorial se encuentra en más del 70% de los niños/as con dificultades de aprendizaje en la escuela. Quizás en la sociedad española los datos, aunque desconocidos, sean parecidos” (Lázaro, p.167, 2008). Son muchos los niños que padecen problemas de procesamiento sensorial y no son tratados correctamente porque existe un gran desconocimiento sobre este tema (Beaudry, 2011). Lo que plantea la posibilidad de que existan en los centros de Educación Infantil y Primaria niños que escondan dificultades sensoriales. Por lo tanto, es importante que los maestros puedan identificar las distintas disfunciones para ofrecer una respuesta adecuada temprana. Porque como Ambrose Bierce dijo: “La juventud es el período de lo posible”.

Si el profesional interviene con una respuesta educativa adecuada, favorecerá que el niño se sienta comprendido ya que muchos niños con desórdenes sensoriales manifiestan baja autoestima y frustración.

En los centros educativos no existe el perfil del terapeuta ocupacional, responsable de la evaluación del niño con disfunción sensorial y la actual Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE) tampoco refleja la necesidad de que lo haya ni señala el desarrollo de las habilidades motrices como contenido específico para el desarrollo del lenguaje. Sin embargo, esta ley apuesta por una educación de calidad en la que se de respuesta a la diversidad del alumnado. Por ello, merece la pena que los alumnos que presentan alteraciones sensoriales reciban atención específica lo más pronto posible.

“La inteligencia es la prolongación de nuestros sentidos”(Bergson, s.f, citado en Beaudry, p.95, 2011). Si los maestros son capaces de identificar algunos signos de riesgo y de llevar a cabo una intervención multidisciplinar basada en la teoría de la integración sensorial,  favorecerán antes y mejor el desarrollo de las habilidades cognitivas de los alumnos.

¿Qué beneficios tendría la intervención del TO en el contexto educativo?  El más importante sería que el diagnóstico de niños con Trastorno de Procesamiento Sensorial, sería más rápido y facilitaría a las familias un coste económico. La intervención sería más inmediata y se reduciría el número de dificultades de aprendizaje.

La figura del terapeuta ocupacional en la escuela
1 (20%) 1 vote[s]

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *