Libro “Mi aula creativa”

Desde el 2 de Julio, después de todas las restricciones que han habido por el COVID-19 y después de esperar meses para poder hacer una presentación en condiciones de mi libro, por fin puedo decir que “Mi Aula Creativa” ya está a la venta.

El objetivo del libro es ser lo más práctico posible por el eso el capítulo 3 contiene una batería de actividades con las que poder iniciar en casa o en el colegio el proceso de aprendizaje con niños desde que son bebés.

La neuroeducación toma especial relevancia al inicio de este libro pues descubrir el funcionamiento del cerebro del niño es algo esencial para activar las ventanas del aprendizaje. En los últimos años las lecturas de Francisco Mora, J Siegel y David Bueno i Torrens han hecho que yo misma valore cómo lo estoy haciendo. El educador tiene que evaluar su práctica y entender qué es lo que está ocurriendo en el interior del niño.

Hay que mover emociones para que se produzca un aprendizaje de verdad, de los que no se olvidan. Por eso es importante atender a las emociones del niño cuidándolas pero también activándolas. Encender emociones es una llamada a la atención del niño de forma sensorial, lúdica y manipulativa.

Como maestra de Educación Especial tengo en cuenta algunos detalles que muchas veces se pasan. Por eso este libro atiende a la diversidad del alumnado.

LLevo más de 12 años trabajando como maestra y he comprobado que como mejor entran los contenidos es jugando. Ya el niño inicia su propio juego desde bebé con el primer juguete que es su mamá y su papá y la magia de las palabras. Aunque ellos no entiendan su significado su sonido les parece mágico. El adulto durante el juego tiene que observar y no interferir en el juego que los niños llevan a cabo. En este capítulo os hablo de la importancia de que los juguetes que proporcionamos a nuestros niños sean variados y os pongo un cuento muy especial para recapacitar sobre nuestras propias actuaciones con los niños. Un cuento para que el adulto no sea el obstáculo que impida la creatividad de nuestros niños.

Como podéis apreciar en el índice hay actividades de varios tipos. Más de 80 actividades que se pueden proponer desde que el bebé puede estar sentado hasta que el niño alcance unos 6 años. Actividades para el desarrollo de la motricidad fina, en la mesa sensorial o de experimentación, con cuentos… Recordemos las canciones de nuestros abuelos y vamos a sumergirnos en el poder sanador de los cuentos. También vamos a tener en cuenta el desarrollo de las habilidades no cognitivas y las funciones ejecutivas así como la inteligencia emocional y el desarrollo de la imaginación. Creo que el libro ofrece una amplia gama de propuestas que cualquier familia o maestr@ puede llevar a cabo sin dificultades.

En el último capítulo os hablo del cuidado que tenemos que tener los adultos con nuestras palabras así como lo importantes que pueden llegar a ser. En mi aula creativa se celebra el error porque ofrece nuevas oportunidades de aprendizaje. Se celebra la diversidad y se proponen lecturas. En realidad a lo largo del libro aprovecho para recomendar cuentos, aplicaciones o extras en notas que vienen muy bien.

Como os decía os hablo del papelón que tiene el adulto y el cuidado que tiene que tener con las palabras, cómo motivar positivamente al niño y cómo no motivar negativamente.

Creo que a lo largo del libro se mantiene la ilusión que yo tengo y espero que os sirva de inspiración y como siempre os digo… entrad a clase con una sonrisa cada mañana y actuar para que los niños os recuerden siempre.

IR A LA PÁGINA DE COMPRA